El Inquisidor no viaja

El Inquisidor no viaja pero le gusta hablar con viajeros.

Ha tenido noticias de otro viajero. De la familia pero aún desconocido.

Siente envidia y admiración hacia ellos, uno de sus preferidos: Richard Francis Burton, inglés del XIX como no. Cierto que en sus tiempos mas que viajar se exploraba y que hoy en día se  explora menos, pero sospecho que la pasión del viajero sigue intacta. La sorpresa de la primera vez es inolvidable, ya sean las pirámides de Gizeh, las Highlands de Escocia, el Nilo Azul (tengo un compañero que ha viajado por  las tierras altas de Etiopia y desde Jartum hasta el Nilo Azul y navegado  hasta El Cairo), o mas modestamente, esa primera vez que caminas al anochecer por la Judería de Córdoba o miras con arrobo la pared Oeste del Naranjo de Bulnes.

Creo que los viajeros nacen no se hacen, súbitamente descubren la pasión por lo desconocido por lo nuevo, por el paisaje en movimiento, ya sea a caballo o a pie, en Jeep, en barco y como no la sorpresa del avión. Embarcas en Madrid o en cualquier otra ciudad y aterrizas en Timbuctu, en Dakar, en Reikiavik o Estambul. Y en unas horas viajas en el tiempo, en unas horas lo vestidos occidentales se trasforman en  túnicas de colores, en turbantes, en la tez negra y brillante de la gente que camina por la calles de Dakar. Desaparecen los olores cotidianos, los conocidos y surgen otros nuevos, desconocidos pero a la postre inolvidables.

Algunos viajeros que conozco me hablan de la sonrisa feliz de los niños africanos. Me cuentan sorprendidos (uno que se fue al Dakar) que aquellos niños africanos eran mas felices que los nuestros. La felicidad de no echar en falta lo que se desconoce o simplemente la felicidad de la infancia en su plenitud, la de la calle, la de las carreras y los juegos, esa que algunos recordamos  todavía.

Hablaba de los viajeros, a menudo exploradores, como los que viajan al Tassili que es lo mismo que viajar al pasado, viajar al Sahara a recordar cuando este desierto era un vergel, o de quienes caminan por el Nepal o marchan semanas rumbo al Everest.

Decía que Richard Francis Burton era uno de mis preferidos, le conocí leyendo uno de sus libros “El Jardin Perfumado”, autor: El Jeque Nefzawi, ¿Un Jeque?, Burton, ni mas ni menos. Viajó, exploró, convivió y conoció tanto que su identidad inglesa se difuminó dentro de la de aquellos a los que descubría en sus viajes. ¿Un inglés victoriano escribiendo ¡y publicando! sobre el erotismo y la sexualidad, árabe en este caso, de los pueblos que conocía?,  un inglés muy mal visto.

Sin duda el viajero, no el que pasa por los lugares sino el que permanece, el que mas que viajar camina, bebe, come y vive de las gentes que conoce durante el camino y al final,  al terminar su viaje,  las recuerda y se las lleva con él. Se lleva los rostros, el olor de las comidas, los ruidos nocturnos, las voces y las risas, la vida cotidiana de gentes de cultura, idioma y costumbres tan diferentes a las del viajero.

Creo que la fuerza invisible que les obliga a viajar, su secreto, creo,  está en su memoria. Recordar todo lo viajado y la necesidad de acumular nuevos recuerdos debe ser lo que les impulsa  a ese eterno retorno a mundos diferentes al suyo. Creo que el viaje empieza al llegar a casa, cuando sentado en paz consigo mismo el viajero recuerda lo viajado.

 

******

Al Inquisidor no le gusta modificar lo que escribe, para bien o para mal, le gusta dejar las cosas como quedan la primera vez, pero en esta ocasión el olvido es imperdonable. El Inquisidor olvidó la luz. Los viajeros también conocen luces, cierto que cada hombre y cada mujer tienen una luz distinta en su mirada pero lo mismo cree el Inquisidor de las tierras y de sus culturas: cada una tiene su luz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s