El Inquisidor adelgaza (segunda fase)

Una vez comprobadas las ventajas que ofrecían las ensaladas el Inquisidor dió en investigar sobre las verduras en general.

Descubrió que el cuerpo humano, en este caso el del Inquisidor, consumía con extraordinaria facilidad los alimentos de origen vegetal de modo que se hizo vegetariano…

Por decirlo de alguna manera: a tiempo parcial.

El Inquisidor calculó que las grasas de origen animal solo se queman con ejercicio, de modo que al investigar sobre ello descubrió que después de una opípara comida rica en grasas animales, una caminata de una hora a buen paso le permitía adelgazar 800 gramos e incluso más.

En consecuencia llegó por sus propios méritos a la famosa verdad de Perogrullo: a mas comida animal mas ejercicio harás.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s