El verano romano del Inquisidor

Este verano el Inquisidor viajó en el tiempo y se paseó por las villas romanas de Tejada y La Olmeda, soñó durante un par de horas en Mérida, donde hay que volver con mas tiempo, con mucho mas tiempo, y perdió la noción del idem en Itálica. Es difícil comprender la influencia de los romanos en España sin acercarnos a lo que aún queda de ellos.
Con afán de compartir y de animar a los viajeros a que conozcan la españa romana deja el Inquisidor algunas notas y algunas fotos del equipo que acompaña al Inquisidor en su singladura.

IMG-20140905-WA0003IMG-20140905-WA0002TYU

Foto 1.- Esto es Itálica. Si observamos la anchura de la calle podemos hacernos una idea del enorme tráfico de carros, carruajes, caballerías y personas que debían transitar por ella. Además de las literas donde viajarían las patricias romanas. Frente a  este punto (a la derecha)  había una calle llena de comercios. La gente pasaba por allí, por ocio y por trabajo, y como estaba junto a la calle principal  tenían la clientela asegurada. No es difícil imaginar la algarabía y colorido, las voces de los tenderos y el olor a comida, vino, especias y perfumes, todo ello en un demencial batiburrillo

 

luis y anaFoto 2

No es necesario decir que es la madre del niño. Lo lleva escrito en la cara. Esto es a la entrada de la villa romana de La Olmeda. Podría comparársela con un enorme cortijo. En la villa los señores y sus criados, en el exterior los esclavos y los libertos que trabajaban para el dueño. A su alrededor es posible que hubiera mas alojamientos, incluso una pequeña villa, pero esto último son suposiciones del Inquisidor. Hay que tener en cuenta que la Tierra de Campos era un “granero” de Roma tan importante como el de Egipto. El dueño de la villa debía ser muy, muy, rico.

 

IMG-20140905-WA0004Foto 3

 

 

Anfiteatro de Itálica. Lo que mas me impresionó de Italica es la cantidad de terreno que queda por excavar. De la grandiosidad del anfiteatro no es difícil hacerse una idea. Impresionante el anillo que circunda “la arena”. Estuvimos viendo las puertas por donde sacaban a los gladiadores y les deban matarile sin por casualidad alguno llegaba vivo. El espectáculo debió ser grandioso. Itálica fue una ciudad muy rica e imaginó el Inquisidor el mármol de los asientos brillando al sol(había pelas para pagarlo) y el griterio de la gente ante una buena pelea. Que no siempre era a muerte.”.

 

 

IMG-20140906-WA0001HGJGHJJJJFoto 4

Por cuestiones baloncestísticas, el Inquisidor y su hijo viajaron a la Sierra de Grazalema, hermoso lugar y castillo inolvidable el de Zahara de la Sierra e impresionante el tajo de Ronda. Precioso Ubrique. Subiendo hacía la ermita de San Antonio en Ubrique le hicieron esta foto. Justo antes de hacerlo dijo Luis, partiéndose el pecho de la risa: el nombre de la calle es El Calvario. Y vaya que si hacía honor al nombre la jodida calle.

 

 

IMG-20140904-WA0001Foto 5

 

 

 

 

 

 

IMG-20140904-WA0002

 

 

 

Foto 6

En el Museo romano de Mérida. ¿Que clase de templo tenía este pedazo de columna? ¿Y qué clase de ciudad para tener estos pedazos de templos?. La mayor de la Bética, ni más ni menos.

 

 

ana y pepe

 

 

 

Foto 7 Antes de entrar en La Olmeda villa romana a pocos kms. de Saldaña en Palencia.

 

 

 

 

 

pepe en rernosa

 

 

 

 

 

 

 

Foto 8 Preparándonos para entrar al Torneo de Reinosa. Veníamos de comer de modo que los ánimos no estaban muy allá.

 

En Itálica.

IMG-20140905-WA0000

2014-09-21 12.46.16

2014-09-21 12.28.45

2014-09-21 12.29.06

 

 

 

 

 

 

 

 

Detalle de la zona de los baños de la villa romana de la Olmeda

Mosaicos de los salones principales. Tenían dos, uno para el invierno y otro para el verano.

Ya en aquella época existían equipos de diseñadores que aportaban sus dibujos y esquemas a las casas señoriales que podían pagarse el lujo de tener uno o muchos mosaicos.  Es posible, bueno, seguro, que también existirían los grupos de especialistas en colocar las “teselas” que dibujaban sobre el suelo los diseños de los decoradores, pero la incógnita que planea sobre el Inquisidor es si eran especialistas o era trabajo de esclavos.

 

 

 

 

 Detalle del suelo del gimnasio. Se aprecia el pavimento de cantos rodados sobre el que van las teselas del mosaico.

2014-09-21 12.47.04

2014-09-21 12.46.38

Habitaciones junto al comedor Sur.

2014-09-21 12.46.06

Hipocausto y piscinas junto al salón redondo de los baños, posiblemente el gimnasio

2014-09-21 12.39.36

Entrada al comedor norte. Se supone que en verano hacían vida en esta zona de la casa al ser mas fresca.

2014-09-21 12.40.02

Sobran las palabras. Estaban al lado del vestuario situado junto al gimnasio.

2014-09-21 12.40.15

El Atrio de la casa del que no quedan restos. Los arcos que se ven a la derecha estaban enterrados, salvo dos de ellos. Era la entrada principal.

2014-09-21 12.37.20 - copia

Almacén y habitaciones.

2014-09-21 12.37.58 - copia - copia

Restos de habitaciones junto al pasillo de la galería norte decorado con svasticas dextrogiras y levogiras. Las svásticas son símbolos de buena suerte. Mas tarde pasó lo que pasó.

2014-09-21 12.36.35 - copia - copia - copia

Otra vista de la galería norte.

2014-09-21 12.36.56 - copia - copia - copia

Comedor de del ala sur

2014-09-21 12.31.31 - copia - copia - copia

Arcada reconstruida que daba paso al atrio.

2014-09-21 12.32.11 - copia - copia - copia

2014-09-21 12.33.26 - copia - copia - copia

2014-09-21 12.33.47 - copia - copia - copia

2014-09-21 12.34.22 - copia - copia - copia

 

 

IMG-20140905-WA0001Un alto en Itálica.Hay que tomarse la visita con calma pues hay mucho que ver y muchísimo mas que imaginar.

 

2014-09-21 12.30.46 - copia - copia - copiaOtro detalle del hipocausto de La Olmeda

IMG-20140905-WA0005Cansado y asombrado. Llevábamos mas de una hora recorriendo Itálica y entre el “canto” de las chicharras y el precioso lago no sabía si descansar o seguir. Luis torció el gesto y decidimos descansar junto al lago

IMG-20140906-WA0000El precioso pueblo de Ubrique visto desde la calle del calvario
 

 
teajda 1

 

 

220px-Villa_tejada_lou

La villa romana de Tejada, junto a Quintanilla de la Cueza (Palencia) nada tiene que ver con La Olmeda. Es una villa de lujo, de mucho lujo. Baste decir que casi toda la superficie excavada de la villa Tejada, equivalente a la de La Olmeda, se limita a la zona de los baños, piscinas, habitaciones de masajes, etc. En realidad la verdadera villa aún no ha sido descubierta en su totalidad. El hipocausto está instalado en toda la superficie como se puede ver en la foto. Un lujo de muchos, muchísimo quilates. Un consejo en caso de que alguien vaya a verla. En la carretera de acceso no caben dos coches, dos motos, con cuidado. Mejor caminar 3 Kms. de ida y vuelta.Y si te viene de frente un tractor… pues no sé. Se nos venía uno de frente y en el último momento tomó un sendero a la dercha.

220px-Quintanilla_de_la_Cueza_Villa_romana_Tejada_Habitación_22_Mosaico_Neptuno_003
 
 
hipocausto de la tejadaHipocausto de la villa romana de Tejada. Y consejillo sobre la Tejada,
 

teselasDetalle de las Teselas. En los mosaicos de la villa romana de La Tejada hay mosaicos con teselas de dos milimetros de ancho

No hubo tiempo para visitar la villa romana de la Almenara-Puras en Valladolid, pero está en tareas pendientes.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s