El Inquisidor no va al cine

Ahora en el cine la gente come palomitas, caramelos, golosinas y hace ruido.

Ahora en la fila de “los mancos”graban la peli a escondidas en lugar de otros menesteres mas humanos y placenteros.

Ahora en los cines hay mucho ruido, no solo en la pantalla, también en las butacas. El Inquisidor no encuentra pelis por las que merezca gastarse el dinero y como el niño le ha crecido tampoco ve pelis de niños. Temo que muchos niños nunca vean pelis de adultos.

Se acostumbran a pelis de ritmo trepidante con la música a tope, no de decibelios, sino de “milibelios”, a la orgia de los primeros planos, a escenas cortas, a diálogos cortos,  a héroes sin mácula. Leen libros en la pantalla y quedan incapacitados para leerlos en papel.

¿Qué niño habrá leído El Señor de los Anillos después de verlo en el cine?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s