Mausala Parva en español (solo para frikis)

Este es el prólogo del libro que El Inquisidor acaba de traducir. Aunque en el facebook del Inquisidor no hay ningún aficionado al tema, que sepa El Inquisidor, siempre hay personajes pululando por facebook que puedan estar interesados.

Debe añadir el Inquisidor que es la primera vez que este libro se traduce al español, por ese motivo el Inquisidor ha llevado a cabo los trámites necesarios para evitar su venta, el libro es completamente gratuito y se podrá descargar desde mediafire (mas abajo hay un link).

El Mausala Parva (libro de la maza en sánscrito) es el número 16 de los 18 de que consta el Mahabharata una epopeya hindú 8 veces mas grande que la Iliada y la Odisea juntas. Como la Iliada y la Odisea el Mahabharata es anterior a la escritura, pertenece a la tradición oral y debió transmitirse de este modo durante generaciones.Algunos investigadores sostienen que Homero recopiló una serie de historias pertenecientes a la tradición oral y se las dictó a un escriba, de este trabajo surgió la Iliada y la Odisea.

Con el Mahabharata aunque bastante mas antiguo podríamos pensar en una situación similar: Vyasa recopila las historias y las escribe. Sin embargo es mas atractiva la versión hindú de la historia

Cuenta la tradicion que Vyasa no podía escribir el libro dada su enorme extensión de modo que pidió ayuda al Dios Ganesha (El dios elefante de la mitología hindú), este no se negó pero le puso la condición de que cuando empezase la narración de El Mahabharata Vyasa no podría detenerse, es decir que le tenía que dictar todo el libro de corrido.

El caso es que Vyasa empezó a hablar y el dios a escribir, Vyasa hablaba, y hablaba(me recuerda a Obtuso el tío de Oblongo) y Ganesha escribía y escribía, escribió tanto y tan deprisa que partió la pluma en dos, así que sin pensarlo mucho rompió uno de sus colmillos y siguió escribiendo mojándolo en su sangre pues la punta del colmillo no escribía con la tinta. De ese modo pudo continuar hasta que el sabio  terminó de la narración del Mahabharata.

Por este motivo el pobre Ganesha tiene el colmillo roto.

 

***************************************************************

El Prólogo en cuestión.

Hace muchos años, leí apasionadamente un resumen del Mahabharata, la conocida edición en dos volúmenes editada en 1986 por Edicomunicación, traducida por Julio Pardilla.

Desde entonces el interés por leer la obra completa siempre estuvo latente.

Hace unos meses volví al Mahabharata con intención de comprar los 18 tomos sin embargo hallé un pequeño inconveniente: no existía la edición completa en español

Una editorial argentina había publicado los cinco primeros libros a un precio digamos poco asequible, de modo que me vi en la siguiente disyuntiva: aprendía sánscrito, me gastaba una millonada, en pesetas sería literal o los traducía yo mismo del inglés.

Obviamente elegí la tercera opción.

Mi conocimiento del inglés es limitado, pero estoy familiarizado desde hace muchos años con el Ramayana, los Vedas, los Upanishads y en general con el universo hindú. Afortunadamente Internet y sus diccionarios de inglés y de sánscrito resultó de una ayuda inestimable.

Como traductor poco experto cuya intención es la de respetar el aroma de la literatura védica mi tendencia a la literalidad podría ser excesiva, pero mi interés por dar a conocer los hechos tal como son contados en el libro está por encima de mis limitadas capacidades literarias.

Logicamente mi objetivo no va mas allá de traducir algunos libros, el Bhisma Parva, Drona Parva, un tercer libro lo considero una labor imposible. Por internet ya discurren el Adi Parva, Sabha Parva, Vana Parva, Virata Parva y Udogya Parva, que junto con el Mausala Parva serán todos los que hay traducidos al español

Sin embargo, creo que para los aficionados, mejor amantes, de la literatura hindú, esta modesta traducción será de utilidad.

Al empezar fue necesario iniciarme en la astronomía y astrología hindú de la época, a profundizar en los Puranas, una lectura apasionante por otro lado, en la fauna y flora de la época e incluso en la gastronomía.

El resultado de este acercamiento a una mínima “porción” de El Mahabharata como es el Mausala Parva, ha devenido en que mi admiración, incluso amor, por la historia y la religión hindú se han multiplicado como los granos de trigo sobre el tablero de ajedrez: casi hasta el infinito.

La lectura del Mahbharata excita e invita a la desmesura “imaginativa” pero no soy yo el mas indicado para limitarla, aunque por Internet y en algunas publicaciones la calentura y la desproporcion ha dado lugar a afimraciones asombrosas, tanto que  han llegado a falsear algunos párrafos del libro.

En el apéndice que hay al final mi imaginación ha buscado alguna que otra rendija por la que escapar pero he intentado contenerla en la medida de lo posible.

Incluyo un apendice y una relación de personajes y lugares que considero que puede ser de ulilidad.

Por último hice una recopilación de las armas que se citan en el Ramayana, Mahabharata, los Puranas y algunas encontradas en Internet de no muy fiable filiación, y las reuní en una tabla a modo epílogo. Sus definiciones, además de fantásticas, son muy hermosas.

Mausala Parva en español